martes, abril 23, 2024

últimas publicaciones

¿Qué conexión de fibra óptica me conviene para mi casa?



Es innegable que la llegada de la fibra óptica al sector de las telecomunicaciones ha marcado un hito en su desarrollo, fue gracias a este elemento que las conexiones domésticas han logrado alcanzar una velocidad de internet de 10Gbps, a diferencia del su predecesor, el ADSL, que tan solo alcanzaba 25 Mbps.

De hecho un grupo de investigadores del Instituto Nacional de Tecnologías de la Información y la Comunicación (NICT) en Japón ha logrado conseguir un nuevo récord histórico de velocidad de internet, al conseguir una transmisión de 1 PBps, es decir mil veces más que la mejor conexión comercial de la actualidad.

¿Pero por qué si este cable ofrece un rendimiento tan sorprendente no todas las conexiones domésticas son igual de eficientes?

Para poder responder a esta pregunta, es importante primero definir como funciona y como esta compuesta la fibra óptica, para empezar la fibra óptica se compone de un núcleo de filamentos de cristal o de algún plástico extremadamente transparente, a través de los cuales viaja la información en forma de pulsos de luz, esta característica es la que permite que los datos viajen más rápido que en el ADSL, el cual es un cableado a base de cobre y transporta la información usando la corriente eléctrica.

En el caso de las pruebas realizadas en el NICT, fue posible alcanzar dicha velocidad debido a que utilizaron una variante del cableado de fibra óptica, el cual consta de cuatro núcleos, en lugar de uno solo, como sucede en las instalaciones convencionales, ya que debido la gran diferencia de precios que existen entre uno y otro, no es posible emplear el cableado de cuatro núcleos en todas las instalaciones, encontrando aquí la primera variable que afecta al desempeño de una conexión, el tipo de cable de fibra óptica empleado.

Posteriormente la siguiente variable que afecta a la calidad del servicio es el tipo de conexión que se realiza para proveer el internet de fibra óptica y como nos podremos dar cuenta a continuación, existen distintos tipos de conexiones que se ajustan a los distintos escenarios donde son instalados:

Fibra hasta la acera (FTTC): En esta conexión el cableado de fibra óptica sale de la central pero llega únicamente a los postes de una colonia y para poder brindar el servicio a las viviendas estas son conectadas a dicho poste usando cable coaxial, por lo que a pesar de que es posible acceder a la banda ancha, la calidad y la velocidad se merman en comparación de la señal original, este tipo de instalaciones son utilizadas para aprovechar el cableado existente de las antiguas conexiones telefónicas y reducir costos, suele ser el servicio de banda ancha más económico pues es empleado para llevar internet a una gran cantidad de clientes, pero resulta funcional para actividades domésticas.

Fibra hasta el nodo (FTTN): En este caso la fibra viaja desde la central pero llega a un nodo, el cual debe ubicarse en un rango menor a una milla para poder brindar el servicio, posteriormente a través de cableado DSL se lleva el internet a las casas, por lo que dependiendo de la distancia entre el cliente y el nodo, está afectará directamente a las tasas de datos que reciban.

Fibra hasta el hogar (FTTH): Es una conexión directa entre el proveedor y la vivienda, por ello es la más costosa de las tres pero al mismo tiempo la que ofrece el mayor ancho de banda y la posibilidad de contar con una red simétrica, es decir que tanto la velocidad de carga y descarga sean iguales, por ello normalmente es utilizada como una atractivo adicional para la venta de nuevos desarrollos o en el sector industrial.

Todas las conexiones de fibra óptica anteriormente mencionadas nos permiten acceder a un internet de banda ancha, si bien la velocidad y latencia finales que experimentemos pueden variar dependiendo de la conexión contratada, estas se adaptan a las necesidades, ubicación y presupuesto de cada usuario. Pues mientras que una familia que emplea el internet únicamente con fines de entretenimiento y académicos puede priorizar el costo y preferir una conexión FTTC, una empresa con un perfil digital sin duda necesitará por fuerza una conexión FTTH, sin importar su costo, pues de lo contrario sus procesos no se llevará a cabo de forma adecuada.

En México el mayor porcentaje de cableado de telecomunicación aún pertenece al ADSL, debido a que fue el primero en instalarse siendo Telmex el mayor representante, pero la cantidad de fibra óptica sigue aumentando, actualmente más de 500 mil kilómetros de cableado ya son de fibra óptica lo que representa un 30% del cableado total del país y un incremento del 150% en los últimos 10 años, además existen distintos proyectos tanto privados como públicos que buscan alcanzar un 100% de cobertura de fibra en el país en los próximos años, para así mejorar nuestra conectividad y la calidad del servicio, por ahora solo nos queda esperar y aprender a identificar los tipos de conexiones para contratar la que mejor se adapte a nuestras necesidades.

Latest Posts

www.ruba.com.mx
Banner de TratoDirecto.com de oferta de casas y departamentos nuevos en México

no te pierdas

Manténgase en contacto

Para estar actualizado con las últimas noticias, ofertas y anuncios especiales.